OKR

OKR (Objectives and Key Results)

¿Qué es un OKR?

Los OKRs (Objectives and Key Results) son los objetivos y resultados clave. Explicándolo de una manera sencilla, podríamos decir que los objetivos pueden ser los resultados que se pretenden alcanzar, y los resultados clave las formas cuantificables que nos ayudarán a saber si nos encontramos en el camino correcto para lograrlos.

El objetivo resolvería la pregunta de: «¿A dónde quiero llegar?».

Mientras que el resultado clave lo haría a: «¿Cómo sé si estoy en la dirección correcta?».

Ejemplos de OKR

Google comenzó a usar los OKRs aproximadamente en el Pleistoceno, es decir, en 1999. A partir de ese momento, Google no ha parado de utilizarlos y no les ha ido nada mal. Desde luego, si Google hace uso de ellos… El resultado no puede ser malo.

Pero Google no es la única empresa de gran importancia que hace uso de los OKRs. Otras de las que han utilizado OKRs con un éxito notable o que siguen usándolas, son: Twitter, Sears, LinkedIn y Oracle entre otras.

Ventajas de OKR

Las OKRs amplifican la claridad

Una de las mayores ventajas de los OKRs es la estructuración y claridad que le permiten a una organización para encaminarse hacia una meta común. Algo así como conectar los objetivos de la empresa, el equipo y el personal a resultados que permitan una cuantificación.

Si esto se logra, los resultados pueden ser espectaculares.

Los OKRs desarrollan la concentración

Otro de los enormes beneficios de las OKRs es que, al tener que revisarse de manera regular, se puede comprobar si las tareas marcadas coinciden con las metas propuestas. Si todo coincide, esto permite trabajar con la seguridad de que, efectivamente, se sigue la misma dirección.

Los OKRs promueven la colaboración

No podemos hacerlo todo solos. Un alto porcentaje de los OKRs requieren de la colaboración del resto del equipo. Además, como no están vinculados a ningún tipo de retribución variable, se aumenta la colaboración y se reduce la competitividad entre compañeros.

Por eso, es importante establecer algún periodo de negociación previo al planteamiento de los OKRs. El uso de los OKR compartidos no solo mejora la colaboración entre miembros de un mismo equipo, también lo hace entre diferentes bloques dentro de la empresa, soluciona interdependencias y unifica iniciativas. La comunicación general mejora y, por tanto, los resultados también. La transparencia es una de las claves para que todo funcione a la perfección.

Cómo plantear los OKRs

Lo ideal a la hora de plantear los OKRs es hacerlo sin volvernos locos, es decir, un máximo de 5 resultados óptimos, puede ser suficiente.

  • Los objetivos han de plantearse con ambición y deben convertirse en un reto. Esto es importante, un número reducido de metas evita la multiplicación de nuevos frentes de manera continua.
  • Los resultados clave deben cuantificarse con cifras.
  • Lo ideal es alcanzar el 70% de los OKRs, de lo contrario, si se logra el 100% es que no se ha sido lo suficientemente ambicioso.
  • Tener claros los OKRs también nos permite optimizar los recursos y no malgastarlos en otros objetivos que no nos reporten resultados beneficiosos.
  • Los malos resultados no deben penalizar, deben servir para aprender qué es lo que se ha hecho mal.
  • Los OKRs pueden y deben cambiar. Los que se han planteado de inicio podrían no ser los adecuados a medida que va pasando el tiempo.

Elaborar un planteamiento de OKR puede ser una oportunidad para reflexionar sobre la situación actual de la empresa, pensar hacia dónde se quiere encaminar y el modo en el que llegar ahí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir nuestra newslestter?

Suscríbete