//Videology se declara en bancarrota y es adquirida por Amobee

Videology se declara en bancarrota y es adquirida por Amobee

Hace algunas semanas hablamos sobre la difícil situación que algunas empresas del sector estaban comenzando a sufrir. La burbuja programática y probablemente la falta de expertos en algunas de estas empresas, intentando lucrarse sin realizar una labor óptima y transparente, las ha llevado a la quiebra.

La semana pasada nos llegaba una noticia de Dircomfidencial en la que se anunciaba el fatal desenlace de una de las empresas del sector: Videology. Tras varios meses en los que las cuentas no salían, la empresa se ha declarado en bancarrota para ser adquirida por Amobee, que ha ofrecido 45 millones de dólares por ella.

La deuda de Videology supera los 100 millones de dólares. Entre sus principales acreedores se encuentra GroupM, al que debe alrededor de 35 millones.

Una década de éxitos hasta 2016

Scott Ferber, fundador y consejero delegado de Videology, ha declarado que la adquisición por parte de Amobee, era la mejor fórmula para continuar adelante, proporcionando a la compañía la estabilidad financiera que necesita a corto – medio plazo.

Videology llegó a contar 200 millones de dólares de financiación (entre sus inversores está Comcast) y una valoración de 300 millones. Sin embargo, la reducción paulatina de sus ingresos hizo que entrara en crisis en 2016, con su apuesta inicial de la publicidad televisiva.

Numerosas reestructuraciones en la plantilla y operaciones estratégicas

A partir de ese momento se iniciaron varios procesos de reestructuración de su plantilla, con los consiguientes despidos.

La pasada Semana Santa la empresa tuvo que notificar a los publishers que tenían la capacidad de hacer frente a las campañas contratadas, lo que activó todas las alarmas.

Videology ha estado buscando una solución durante este tiempo para revertir la situación, con una recapitalización y reestructuración entre otras estrategias. Llegando a plantearse la opción de realizar un “management buyout”.

Sin embargo, la decisión final ha sido declararse en bancarrota y vender los activos a Amobee por 45 millones de dólares.

By | 2018-06-19T13:32:13+00:00 mayo 21st, 2018|Noticias|0 Comments

Leave A Comment