//¿Te llegan siempre los mismos anuncios? Algo se está haciendo mal

¿Te llegan siempre los mismos anuncios? Algo se está haciendo mal

El universo digital tiene caminos inescrutables, eso es algo que desde hace tiempo todos tenemos claro. Los anunciantes se echan las manos a la cabeza porque por todas partes sienten que la publicidad digital es algo que, a pesar de ofrecer grandes resultados, existen miles de trabas que les impiden lograr los objetivos marcados con sus campañas. ¿Problema de la publicidad o de quién no se encarga profesionalmente de llevarla a cabo?

Una de las cosas que más nos llama la atención desde Placebo Media y que hemos comentado en reuniones e incluso en charlas informales, es la mala praxis y el poco rendimiento que sacan las marcas a la publicidad, especialmente con la repetición de anuncios de manera prácticamente constante sobre temas que, o bien no nos interesan, o sobre los que ya hemos hecho compras anteriormente o sencillamente que llegan a entorpecer nuestra agradable navegación por cualquier web. Aclaremos este punto.

Si bien es cierto que hay numerosos profesionales, o que al menos dicen serlo, que no llevan a cabo buenas prácticas, parte de culpa también debe recaer en los anunciantes que no son capaces de detectarlos y que, por culpa de su desconocimiento, se dejan guiar a ciegas, sin saber de qué se les está hablando. Si además tenemos en cuenta que la inversión en determinadas prácticas es algo que ni tan siquiera se plantean, el combo de ineficiencia, está completo.

Hace unos días la Federación Mundial de Anunciantes (WFA) hablaba de los ocho puntos que deberían cambiar por completo la relación entre marcas, proveedores publicitarios y medios. Un comunicado en el que han participado los grandes del universo de la publicidad como Coca-Cola, Deutsche Telekom, L’Oreal, Mastercard, Nestle, P&G, Philips o Unilever, entre otros.

Los anunciantes comienzan a luchar para proteger la seguridad de sus marcas

Estas grandes marcas lo tienen claro, el fraude es su principal enemigo y hay que luchar contra él, pero además ha llegado la hora de proteger la seguridad de sus marcas, alcanzar unos mínimos de visibilidad, transparencia en la cadena de proveedores, verificación de terceros y por supuesto y lo que está también en su “top 10” de preocupaciones, mejorar notablemente la experiencia de usuario.

Y aquí es donde está precisamente la madre del cordero. Es decir, los anunciantes han comenzado a darse cuenta (más vale tarde que nunca) que la frustración de los usuarios con los anuncios que estorban a la hora de navegar va in crescendo. No solo porque en ocasiones les impide ver el contenido que están consultando, sino porque, además, ralentizan la navegación o “fagocitan” sus datos. Así que la solución parece clara, ha llegado el momento de hacer uso de anuncios menos intrusivos y que favorezcan una mejor experiencia de usuario.

No van desencaminados, según los resultados de un estudio, elaborado por Kantar Media, el 72% de los encuestados afirma ver los mismos anuncios de forma constante.

Solo un 40% cree que la difusión de los anuncios relevantes para el usuario es la correcta

Increíble pero cierto, la cantidad de posibilidades que ofrece la tecnología, solo un 40% de los participantes en este estudio opinan que está mejorando la difusión de anuncios relevantes para el usuario. Incluso, rebajándose en dos puntos el porcentaje de usuarios que consideran que las marcas se están comunicando mejor con sus audiencias, en tan solo un año (del 73% al 71%).

Este parece el motivo por el que los adblockers están utilizándose más que nunca en todo el mundo, 1 de cada 5 adultos usa este tipo de software.

El retargeting es una de las opciones más positivas en el sector del marketing online, pero utilizada de manera incorrecta, resulta no solo inefectiva, sino que, además, genera el hartazgo de los usuarios.

La frecuencia con la que los anuncios son mostrados a las múltiples audiencias, pueden controlarse perfectamente, solo hay que contar con las herramientas, pero sobre todo con los profesionales capaces de manejarlas correctamente.

Los anunciantes deben conocer sus opciones, no pueden continuar con una venda en los ojos, dejando en manos de terceros su imagen de marca y la eficacia de sus campañas. Contar con profesionales que realmente sepan lo que tienen entre manos es una inversión que tiene un retorno positivo, siempre.

By | 2018-06-19T13:10:26+00:00 junio 6th, 2018|Noticias|0 Comments

Leave A Comment