Inteligencia artificial

La Inteligencia Artificial bajo el foco de la CE

La Inteligencia Artificial se ha convertido en una de las principales herramientas del sector del marketing, por eso, la Comisión Europea pretende que su uso sea ético y garante.

Si bien es cierto, que existen aún dudas sobre la Inteligencia Artificial, especialmente sobre su alcance, estas mismas dudas pueden resultar positivas para mantener un control ético y responsable de su uso.

Desde hace algún tiempo, la Unión Europea estudia diferentes formas de endurecer las condiciones en el desarrollo de Inteligencia Artificial, para que esta novedosa tecnología se desarrolle y emplee de manera íntegra.

La Comisión Europea, ha preparado el lanzamiento de un conjunto de reglas en relación con sectores calificados de alto riesgo, como es el caso de la sanidad y el transporte, apuntando a la necesidad de actualizar las leyes de seguridad y responsabilidad del sector.

Para ello la CE cuenta ya con el borrador del libro blanco sobre Inteligencia Artificial y que será presentado a mediados de febrero.

El principal objetivo de la UE es competir en materia de Inteligencia Artificial con Estados Unidos y China, pero con una diferencia, la prevalencia de algunos valores europeos como, por ejemplo, la privacidad de los usuarios.

Normativa sobre privacidad

La intención de la UE es ser capaz de competir con Estados Unidos y China, en referencia a los avances en materia de Inteligencia Artificial, pero de un modo que promueva los valores europeos, como la privacidad del usuario.

Son varias las polémicas que han surgido alrededor de la nueva normativa sobre protección de datos, como la de la UE, ya que pueden suponer un obstáculo para la innovación en el terreno de la IA.

La idea es que se puedan armonizar las normas en toda la región lo que estimule realmente el crecimiento.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea se ha comprometido junto con su equipo, a la presentación de un nuevo enfoque legislativo sobre IA en los primeros 100 días de su mandato.

Margrethe Vestager, comisaria de Competencia y responsable del sector, será la responsable de coordinar este proyecto.

Reconocimiento facial

La Unión Europea considera imprescindible que surjan nuevas obligaciones para las autoridades públicas en relación a la tecnología de reconocimiento facial, además de normativas más concretas sobre el uso de estos sistemas en espacios públicos.

El libro blanco de la IA, recogerá la prohibición del uso del reconocimiento facial, tanto por parte de la administración como de las empresas privadas, hasta que se hayan evaluado de forma adecuada sus riesgos.

Por otro lado, la UE quiere que se designen autoridades que supervisen la aplicación de cualquier norma que se establezca en un futuro y que rija el uso de la Inteligencia Artificial.

Aunque la IA ya está sometida a una variedad de reglamentos europeos, entre los que se incluyen normas sobre derechos fundamentales: privacidad, no discriminación entre otros, consideran que, estas normas, no pueden cubrir de forma completa los riesgos específicos que surgen con la aparición de estas nuevas tecnologías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir nuestra newslestter?

Suscríbete