//Inteligencia Artificial, necesaria pero sin milagros

Inteligencia Artificial, necesaria pero sin milagros

En el último año hemos escuchado hablar de la Inteligencia Artificial (IA) de manera constante como la solución a todos los problemas de la publicidad digital. Si bien es cierto que la automatización de diversos procesos mejora mucho la forma de obtener beneficios, tras la IA también existe la mano del ser humano, encargada de supervisar que los procesos son los más adecuados. Y sí, esto también sucede en Programática.

Si hacemos un resumen sencillo de lo que significa la Inteligencia Artificial, podemos decir que se encarga de procesar un gran número de datos y lograr resultados muy específicos. Es decir, si se hacen las preguntas adecuadas y las indicaciones correctas, los algoritmos se encargarán de aportar las soluciones que nos lleven a lograr los mejores resultados.

En el caso de la publicidad Programática, la IA se ha convertido en una herramienta muy eficaz para crear una nueva forma de hacer publicidad poderosa.

Una de sus grandes ventajas sin duda es que nos servirá para hallar y determinar audiencias, mejorar el mensaje creativo, crear perfiles, y poner en marcha estrategias que optimizan los objetivos que han puesto sobre la mesa los clientes.

La compra Programática mejora la productividad del negocio

Según el último estudio “El entendimiento del impacto actual y futuro de la inteligencia artificial”, diseñado por Xaxis y IAB- Europe, la mejora de la productividad se ha visto optimizada gracias a la Inteligencia Artificial en un 47%.

La IA permite conocer cuáles serán los elementos que podrían funcionar incluso antes de lanzar la campaña. Esto por supuesto es una de las grandes ventajas con las que cuenta la publicidad Programática y por supuesto para la publicidad en general.

El retorno sobre la inversión se puede medir, los clientes a partir de ahora invertirán determinado gasto publicitario para verlo reflejado en la rentabilidad del negocio. Y es que, gracias a esto, las campañas podrán ser desarrolladas pensando en un resultado final esperado y cuantificable.

La inteligencia artificial permite analizar un número enorme de datos a una gran velocidad, que de otra manera sería imposible procesar de una forma tan rápida. También nos permite ajustar automáticamente los anuncios a las necesidades de cada consumidor en el momento y lugar más preciso y beneficioso para la marca.

De este modo conseguiremos aumentar la rentabilidad de las campañas, mejorar las estrategias y aumentar el retorno.

By | 2018-11-06T17:50:43+00:00 noviembre 6th, 2018|Noticias|0 Comments

Leave A Comment