//Errores que no debes cometer al contratar una campaña Programática

Errores que no debes cometer al contratar una campaña Programática

En el sector de la publicidad digital, una buena o mala elección marca la diferencia. Un mercado que evoluciona casi a diario, no permite dar un paso en falso y, la necesidad por parte de los anunciantes de estar informados sobre las inversiones que hacen, pueden lograr que obtengan grandes beneficios o que estén sometidos a enormes pérdidas.

Contar con dudas y desconocimiento a la hora de unirse a la publicidad Programática, puede llevar a tomar malas decisiones, elegir un proveedor de compra programática profesional, cuya bandera sea la transparencia y que no pretenda solo sacar beneficio a toda cosa sino hacer las cosas bien, es el punto de inflexión a la hora de lograr buenos resultados.

Antes de lanzarse a la piscina sin saber, es preferible tener claros algunos aspectos e informarse sobre los servicios que se quieren contratar. Confiar en agencias que siempre han llevado las cuentas de los clientes no es sinónimo de éxito, en ocasiones, más bien de todo lo contrario.

Las empresas especializadas en Programática pueden contar, como sucede con Placebo Media, con su propio DSP (Demand Side Platform) y DMP (Data Management Platform). Como es lógico, la empresa cobra un porcentaje por transacción, pero no todos los anunciantes lo saben y las sorpresas a posteriori son desagradables. Esto no es solo culpa de las marcas, ya que muchas agencias o empresas del sector tampoco dejan claros con qué márgenes trabajan. Esto resulta imprescindible pactarlo desde el principio para que no haya sustos a posteriori.

En Programática hay que exigir total transparencia a los proveedores

Si el anunciante logra esta información desde el primer minuto, será una muestra más de que la transparencia formará parte del proceso.

Lo habitual en publicidad programática es trabajar con CPM (Coste por Mil), pero también es posible trabajar con otros modelos. Es necesarios saber con cuál, ya que este puede modificarse según el DSP.

Antes de continuar vamos a aclarar uno de los términos más utilizados, se trata del CPM neto, es decir, el precio íntegro de la impresión.

Durante la campaña de programática se van conectando otras plataformas tecnológicas al DSP, algunas descartan el tráfico no humano y otras garantizan que el sitio en el que aparecerá el anuncio es seguro para el anunciante. Estas plataformas también cuentan con su propio fee o comisión que se añade al CPM neto. En este caso tendríamos el CPM total.

La formación en publicidad Programática es escasa, si no se conoce, hay que preguntar

Otro de los detalles que marcan la diferencia a la hora de elegir un proveedor de Programática son los reports, que suelen estar automatizados y se realizan siempre en tiempo real. De este modo el cliente tiene la posibilidad de ver los datos sobre la campaña que se está llevando a cabo en todo momento. Pero no es lo único que el cliente debe exigirle a la empresa que se encargará de sus campañas. Si no entiende los datos, la explicación debe ser clara, y si es necesario, mostrar cómo se están haciendo las cosas desde la plataforma.

Estas son solo algunas de las cosas que el anunciante está “obligado” a exigir, hablamos de los mínimos de profesionalidad con los que debe contar una empresa profesional de la compra Programática. Si existen excusas, incapacidad para mostrar los datos anteriormente mencionados o cualquier otro movimiento que no resulte del todo transparente antes de poner la campaña en marcha… Mejor salir huyendo.

By | 2018-08-21T07:03:07+00:00 agosto 21st, 2018|Noticias|0 Comments

Leave A Comment