Google pretende fulminar definitivamente las cookies

La lucha por las cookies hace tiempo que se puso en marcha. Después de algunos meses en los que el tema parecía estar en una «calma tensa», Google ha vuelto a la carga y pretende que los anunciantes puedan ofrecer anuncios dirigidos, pero sin conocer los datos personales de los usuarios.

Por este motivo, Google pretende fulminar definitivamente las cookies. Y es que cada vez más, los consumidores reclaman una mayor privacidad, transparencia, elección y control sobre la forma en la que se manejan sus datos, y para ello, el ecosistema web requiere de una evolución.

El verano pasado Google ya anunció su iniciativa Privacy Sandbox que pretendía, mejorar la privacidad en la web. La idea era volver darle una mayor privacidad a Internet y generar un entorno más seguro para los usuarios, sin dejar de «apoyar a los ediores».

Desde entonces, parece que Google ha decidido dar un paso más en lo que a privacidad en la navegación web se refiere.

«Después del diálogo inicial con la comunidad web, estamos seguros de que, con la interacción continua y la retroalimentación, la preservación de la privacidad y los mecanismos de estándar abierto como Privacy Sandbox pueden mantener una web saludable y respaldada por anuncios de una manera que haga obsoletas las cookies de terceros», ha afirmado el director de Chrome Engineering, Justin Schuh, en un comunicado.

Mantener la privacidad de los usuarios

Sin embargo, con esta comunicado, comienzan a surgir las dudas, sobre cómo pueden afectar estos movimientos a los anunciantes si se fulminan las cookies de terceros.

Según una información de El País, «la nueva hoja de ruta deja en fuera de juego a los algoritmos programáticos, capaces de rastrear cookies, estudiar tendencias de consumo y ofrecer anuncios personalizados». Pero, ¿en qué lugar quedará la publicidad digital tal y como la conocemos ahora?

«Nuestra intención es hacer esto dentro de dos años», señala Schuh. «Pero no podemos llegar solos, y es por eso que necesitamos el ecosistema para participar en estas propuestas. Planeamos comenzar las primeras pruebas de origen para fines de este año, comenzando con la medición de conversión y siguiendo con la personalización».

¿Qué implica fulminar definitivamente las cookies?

Google aún está en los inicios de desarrollo de este movimiento, poniéndose en contacto con todos los actores implicados, incluidos anunciantes y editores, para conocer de primera cuál es la mejor forma de poner en marcha esta decisión.

El endurecimiento de la Ley de Protección de Datos en Europa, parece que también ha tenido mucho que ver en esto. La intención de Google ofrecería al anunciante información minuciosa del usuario, pero sin interferir en su privacidad. O al menos, es la intención primigenia desde la tecnológica.

Por el momento, lo mejor será que no cunda el pánico. No es la primera vez que surgen cambios «extremos» en el sector, que finalmente, son asumidos con naturalidad sin provocar ningún tsunami digital.

Vía marketing directo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir nuestra newslestter?

Suscríbete