//Programática, una época con más tecnología que profesionales preparados

Programática, una época con más tecnología que profesionales preparados

En la década de los 60, Gordon Moore, confundador de Intel, enunció sin querer la famosa ley que lleva su apellido para contestar a la pregunta de cómo evolucionaría un sector tan emergente en los próximos años. Respondió que el número de transistores de los microprocesadores se duplicaría anualmente, aunque valorando el ritmo de crecimiento, acabó matizando que sería cada dos.

Lo curioso de esta ley empírica es que su cumplimiento es constatable hasta hoy día, aunque en 2007 el propio Moore predijo que tendría una vigencia de diez o quince años más (o sea, que como muy tarde duraría hasta 2022), pero que sería suplida por una nueva tecnología. En 26 años el número de transistores en un chip se ha incrementado 3200 veces, pero vendrá una tecnología que todavía acelere aún más este crecimiento tecnológico desbocado.

Sirva esta predicción que se ha convertido en ley para confirmar que la tecnología actualmente crece a un ritmo desaforado, casi salvaje. Como dice Harriet Green, directora del departamento del Internet de las Cosas de IBM: “Se han generado más datos en los dos últimos años que en todo el resto de la Historia”.

¿Hay gente realmente preparada para afrontar el desafío de la compra programática?

Y centrando este axioma en nuestro sector, vemos que se cumple igualmente. En pocos años hemos pasado de comprar campañas por medio del teléfono o del mail y tenerlas listas en quince días en unos pocos sites, a montar una acción por medio de plataformas de compra en veinte minutos, en cientos de miles de webs y con muchas estrategias distintas. Y con innumerables tecnologías que se van uniendo a la “fiesta”: los que sirven reportes exhaustivos en un solo pantallazo; los que miden y certifican la viewability o el brand safe, los que permiten realizar look alike, y muchos muchos más actores que van apareciendo.

La compra programática nace de la explosión de varias tecnologías potentísimas, como el Exchange, DSP, DMP, SSP, etc. capaces de generar 500.000 cálculos por segundo y de cambiar radicalmente el sector de la publicidad digital, pero este alumbramiento lleva aparejada la constatación de un hecho irrefutable: cuando se desarrollan tecnologías tan avanzadas, en seguida faltan profesionales mínimamente formados. Y, por supuesto, la compra programática no es una excepción. Ahora mismo uno de los perfiles más buscados es el de DSP Trader. Todos conocemos casos de chic@s que empezaron hace dos años, han recibido decenas de ofertas, han cambiado tres-cuatro veces de empresa y con solo veinte meses de recorrido ya son considerados senior en muchas compañías.

Hay ya estudios que vaticinan que la Programática y el Big Data van a tener un grave problema, porque se van a necesitar más de un millón de puestos de trabajo cualificados que nunca se van a poder cubrir. Y además esto genera el mismo cuello de botella de siempre: los pocos profesionales que hay rotan muchísimo de empresa en empresa, pero no se forman nuevos perfiles, porque en RTB no solo de trader vive la plataforma, sino que van a hacer falta muchísimos más especialistas, como matemáticos, ingenieros informáticos, analistas, etc., que puedan sacar el máximo rendimiento a una tecnología tan avanzada.

Placebo Media prepara nuevos proyectos para mejorar la formación de los Traders

En España, por ejemplo, nos encontramos con muchos anunciantes que nos hablan del miedo que tienen ante esta explosión tecnológica, por muchos motivos: puede costarles bastante tiempo entenderla, necesitan terceros que no siempre llevan la transparencia por bandera; sus agencias a veces tampoco tienen la formación precisa o el tiempo necesario que deberían dedicar a cada cliente; hay una oferta inmensa ahí fuera y es muy difícil decidirse por algo concreto; también hay tantos términos y posibilidades que aprender que no consiguen sacarle todo el rendimiento a sus campañas, etc.

Las dudas ante un campo tan amplio son numerosas y lógicas, aunque realmente todo es bastante más sencillo de lo que parece.

En Placebo somos muy conscientes de este déficit y ya estamos formando a nuevos profesionales. A parte de estar dando clase en el ESIC, DIC o ser contratados para cursos puntuales en sitios como Cepsa, Cámara de Comercio, etc., pronto habrá noticias nuestras en forma de un nuevo proyecto que ayude a mejorar la formación de los pocos profesionales cualificados que hay ahora mismo en nuestro país y que incorpore nuevos perfiles para que este sector pueda ir creciendo. Poco a poco, pero queremos poner un granito de arena más para que España se encuentre programáticamente a un nivel muchísimo más elevado.

By | 2018-01-17T15:17:04+00:00 enero 3rd, 2018|Noticias|0 Comments

Leave A Comment